“Empleo mi vida en vagar por el camino mientras guardo las flores de las cuatro estaciones en mis pensamientos.” ― Tagami Kikusha

 

Pensamientos negativos

Pensamientos negativos

Muchas veces somos nosotros mismos los mayores enemigos de nuestra autoestima. Las personas podemos tender a criticarnos excesivamente, exigiéndonos niveles de perfección que son irreales y culpándonos por no ser capaces de alcanzarlos. Esta crítica puede llegar a ser tan destructiva en algunas ocasiones que disminuye la autoestima hasta niveles patológicos y sume a la persona en la depresión. Por ello es importante aprender a combatir la autocrítica y saber desarmarla cuando es negativa.

Otra manera en la que nosotros mismos atacamos a nuestra autoestima es a través de la distorsión del pensamiento. Consiste en una visión distorsionada de quienes somos, acompañada de unos niveles de perfeccionismo y autoexigencia que son inalcanzables. El perfeccionismo exagerado, las comparaciones propias innecesarias y la idealización de las demás personas conducen a valorarnos de forma negativa, con lo que nuestra autoestima se verá reducida de forma importante.

Todos estos pensamientos negativos nos impiden valorarnos de forma realista, aceptarnos a nosotros mismos y desarrollar una autoestima que nos permita ser felices y comportarnos de manera satisfactoria en nuestras relaciones sociales. Por ello explicaremos una serie de técnicas que nos permitirán desarmar la autocrítica negativa y detectar y cambiar los pensamientos negativos.

Rompiendo lo viejo.

old-letters-1082299_960_720-672x372

Me sorprendí rompiendo papeles viejos, y sacudiendo cajones, hurgando en mi pasado y echando a la basura lo que en algún momento guardé y ahora lo tiro. Mis cajones llenos de notas, papelitos, pilas viejas, agendas caducadas y mil cosas que en otro momento atesoré, para que el día de hoy los tire a la basura.

Guardamos compulsivamente, por si en algún momento lo necesitamos, y al pasar los años nos damos cuenta que vivimos rodeados de cosas sin utilidad, recuerdos vanos, aferrándonos a ellos por si algún día los vamos a ocupar.

Un boleto del metro, que fácilmente tiene 15 años, la garantía de una grabadora que ya ni existe, el manual de un televisor que le regalé a mi madre hace mas de 10 años, notas de supermercado, tarjetas de felicitación, y la invitación a una boda de gente que ni conozco, llaveros, etc…

Tiré tantas cosas que llené dos cajas grandes, que se fueron directos a la basura, por fin, el orden, y el espacio suficiente para cosas nuevas que algún día serán parte de mi pasado, y que probablemente nunca las llegue a ocupar.

Me doy cuenta que también he atesorado sentimientos que nunca pienso ocupar, como el odio, el celo, la ambición desmedida, el egoísmo, y que ahora me encuentro echando a la basura junto con ese par de cajas con recuerdos, quedando más espacio para la compasión, la paciencia, el amor y el perdón.

Teniendo orden en la casa, y orden en mis sentimientos, siempre queda más espacio para llenarlo con lo mejor de nosotros, para llenarlo de amistad y de comprensión, que en el camino de la vida, nos servirán más que cualquier tesoro. Es importante tener en orden todo, primero un gran lugar para Dios, después, otro para la familia y los amigos, todo con sus prioridades.

Pero es muy importante mantener una vacante, siempre limpia y disponible en todo momento porque nunca sabremos cuando la vamos a necesitar, en algún momento, o en algún lugar, tal vez alguien requiera de ese espacio en nuestro corazón, para encontrar alivio a sus penas, y reconfortarse en un corazón amigo, con la confianza de que quien lo escucha sabrá comprenderlo, para compartir sus penas y alegrías.

Bien, hoy es un buen día para limpiar los cajones y poner nuestras cosas en orden, empezando por nuestro corazón.

Vivir o sobrevivir.

photofunkyT3IZP02Y.gif5rfv

Un dicho popular reza “La vida dura tres días y dos ya han pasado”.

El tiempo pasa tan deprisa a nuestro alrededor que tan sólo nos damos oportunidad de “sobrevivir”, somos esclavos de la rutina y pasamos cada uno de nuestros días sumergidos en un mar de problemas y de situaciones triviales que pocos momentos libres nos dejan.

He dedicado algunos instantes a recordar cuándo fue la última vez que estando en alguna reunión o simplemente hablado con alguien, haya escuchado algún comentario que dijera algo tan simple, como “ayer vi un hermoso atardecer”, o bien, “vi a un grupo de aves volar hacia el sur”, y aún no puedo recordarlo; piénselo bien y estoy seguro de que estará de acuerdo conmigo en que este tipo de comentarios ya no se escuchan fácilmente.

Alguno pensará en estos momentos que esos son comentarios superficiales y de gente que no tiene nada sobre qué hablar, que mucho mejor sería discutir de temas de actualidad como los son las crisis económicas en el mundo o la falta de valores que vive la sociedad, si bien es cierto que estos son temas de interés para todos ya que los vivimos 24 horas al día, todos los días, también es cierto que en el mundo existen muchas cosas más que valen la pena apreciar y de las que, por decisión propia o de la misma sociedad, nos hemos abstraído.

Vivimos en un mundo en el cual es más importante saber a cuánto cerró la bolsa hoy, que cómo amaneció nuestra madre, o bien, enterarnos sobre todos los detalles del caso de moda a preguntar qué tal estará ese amigo que tenemos tiempo sin ver. Con esto quiero decir que hemos puesto a las personas en un segundo plano, que nos hemos vuelto frívolos y egoístas, que sólo nos importa lo que está en “nuestro” mundo y cualquier situación, persona o cosa que no pertenezca a él, no nos importa.

Hemos olvidado que somos las personas las que movemos al mundo y no al revés, hemos olvidado el VIVIR para pasar tan sólo a sobrevivir en un mundo regido por el caos y la complejidad. Cuantificamos nuestro tiempo en dinero, no nos importa pasar algunas horas extras en nuestro trabajo para ganar una mejor posición en la empresa y sentir que así podemos ganar el mundo, pero nunca nos percatamos de que al hacer eso estamos perdiendo cosas tan grandes como: la infancia de nuestros hijos, la oportunidad de disfrutar a nuestros padres, de construir momentos con nuestra pareja o de visitar algún amigo. Lo más irónico de esto es que estas cosas que alimentan y engrandecen al ser humano son gratuitas y tan sólo nos cuestan un poco de nuestro tiempo.
Estoy convencido que nacimos para VIVIR.

Mira a tu alrededor y ante tanta grandeza, responde: ¿Piensas seguir sobreviviendo?

Las cosas mejorarán

9463e2d40089f4f4918d4b02ccaee06f.jpg

Cuando las cosas no vayan bien para ti y los tiempos no sean los que deberían ser, sólo enfoca lo positivo y piensa en lo que podría ser.

Reconoce aquello que acontece, no pierdas de vista las lecciones pasadas, más no permitas que los pensamientos negativos y perturbantes permanezcan en ti.

Toma lo que has aprendido y empieza de ahí, extrae fortaleza de tu frustración; y permite que esta entereza de propósito sea tu nueva fundación.

Es difícil seguir cualquier plan al pie de la letra, aunque la vida en estos momentos sea difícil, las cosas con el tiempo irán mejor.

El milagro de la existencia es lo más importante de cuanto hay en el universo.

LA CONTRARIEDAD ES UNA PIEDRA EN EL CAMINO. DEPENDE DE TI QUE SEA UNA ESCALERA PARA SUBIR MÁS ARRIBA O UN OBSTÁCULO QUE TE HAGA CAER.

“Amor no es literatura si no se puede escribir en la piel” ― Joan Manuel Serrat

TENGO MIEDO…(Federico García Lorca)

+re-prueba

Tengo miedo de perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el
acento que me pone de noche
en la mejilla la solitaria rosa de tu
aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas y lo que más
siento es no tener la flor,
pulpa o arcilla para el gusano de mi
sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor
mojado, si soy el perro de tu señorío,
no me dejes perder lo que he
ganado y decora las aguas
de tu río con hojas de mi otoño enajenado.

Cuando perder es ganar – Carlos Davis

 

ganar-perder

A la larga, la vida es más sabia que nuestros apegos.

El dolor no viene de lo que ocurre, sino de aferrarse a una forma que ya no existe.

La pérdida, sólo se siente, cuando se mira para atrás no con la gratitud de haberlo vivido, sino con el miedo de sentirse perdido.

Sientes la pérdida o la confusión, no por que no tengas fuerza o inteligencia sino porque te olvidas de ellas.

Cuando la vida te quita, sólo te esta diciendo, que tú puedes construir el doble.

O, no ha sido siempre así?

Lo que pierdes, es sólo el fruto de tu capacidad de crear, es tu fuerza, la que ha generado muchos frutos.

Se gana cuando se agradece lo vivido,
Cuando se recrea entusiasmo por lo que viene,
Cuando se comienza pronto a caminar,
Sin dar espacio al lamento o la autocompasión.

Tu vida vale más que cualquier opinión inclusive la tuya.

Disfruta tus próximos pasos.

 

Te invito a volar

6833228724_22fe37c5f1_b

Cuando estés relajado, tranquilo, y tu imaginación se disponga a soñar, cierra los ojos y sentirás cómo mi mano toma la tuya para llevarte a volar sobre mi isla. Nos elevaremos despacito, sintiendo la cálida brisa acariciándonos y el sonido de las olas rompiendo en los acantilados.

Pasaremos sobre pueblos blancos que huelen a pan recién hecho y veremos a los labradores que, encorvados, trabajan sus vides o siembran papas y hortalizas. Al pasar por las plataneras algún perro guardián nos saludará con sus ladridos y la mujer del vigilante, que en el corral da de comer a las cabras y los conejos, lo silenciará a gritos para poder escuchar el canto de su hija mientras riega las flores del balcón.Sobre un mar verde, transparente y limpio, los botes de los pescadores se van acercando a la isla para vender su pescado fresco, chicharros y viejas aún enganchados en las redes, que brincan sobre el suelo de las pequeñas embarcaciones.

Marrones, negros, rojos, amarillos, blancos… infinitos colores indescriptibles son los de la tierra que cubre las cumbres, apenas sin vegetación, desde donde majestuoso, a lo lejos, se divisa el padre Teide con alguna que otra cana que, del pasado invierno, aún conserva en esta época. Nos adentraremos por las cañadas entre ríos de lava petrificada y llanuras de arena blanca y, al fin, estaremos a los pies del Teide, rodeados de sus guardianes, inmensos monolitos que, sin intención, te hacen sentir pequeño.Alejándonos de la costa, seguiremos subiendo para acercarnos a los pinares que cubren las medianías de las altas montañas. Volaremos bajito para poder disfrutar del aroma de los pinos, que se cimbrean cadenciosos al compás de la brisa y, en uno de los claros del bosque, cubierto por una alfombra de florecillas blancas y amarillas, podremos descansar unos minutos antes de remontar el vuelo hacia la cima de las montañas.

Lo aceptamos. Nunca nos crecerán alas. Pero aún tenemos nuestras manos para tocar el cielo…Mientras se difumina la estela de colores rojos y naranja que, al caer la tarde, el sol ha dejado en el horizonte, esperaremos la llegada de la noche viendo cómo se va cubriendo de estrellas el cielo, tantas que parece no quedar lugar para una más y tan cerca que temeremos tropezar con ellas en nuestro vuelo.

El Rincón de Rovica

El Blog de Rosarin sobre escritos, relatos, pensamientos, música y moda

Florencia Saez

¡Vive leyendo!

Elvis Presley

" La primera vez que aparecí en el escenario, me asusté mucho. Realmente no sabía de qué se trataban los gritos. No me di cuenta de que mi cuerpo se estaba moviendo. Es algo natural para mí. Entonces, al gerente del backstage, dije: '¿Qué hice? ¿Qué hice? Y dijo: "Sea lo que sea, vuelve y hazlo de nuevo".

Entre mis silencios

Gritos, Silencios y Poemas

Aprendizaje Viajero - Blog de Viajes en Español

Blog de viajes en español con guias de paises, recomendaciones de que ver en distintos lugares del mundo, y consejos prácticos para inspirarte

Una Vuelta alrededor del Mundo

“¿Qué es viajar? ¿Cambiar de lugar? No. Cambiar de ilusiones y de prejuicios.” ― Anatole France

Cooperación con Alegría

"If the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot

Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

LUCES Y SOMBRAS

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

La música que nos gusta

“Una cosa buena que tiene la música, es que cuando llega, te olvidas de los problemas” ― Bob Marley

A %d blogueros les gusta esto: