Tu mayor tesoro

para-reflexionar-tu-mayor-tesoro-6-638

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena. Pensaba de esta forma:

“Si tuviera un auto nuevo, sería feliz”
“Si tuviera una casa grande, sería feliz”
“Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”
“Si tuviera pareja perfecta, sería feliz”.

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera….”.

AsÍ lo hizo hasta que solamente quedaba una piedrita en la bolsa, la cual guardó. Al llegar a su casa se dio cuenta de que aquella piedrita era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuántos diamantes arrojó al mar sin detenerse y apreciarlos?

Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros por estar esperando lo que creemos perfecto o soñando y deseando lo que no se tiene, sin darle valor a lo que tenemos cerca.

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar, te darás cuenta cuán afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad, y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.

“La felicidad no depende de lo que nos falta, sino del buen uso que hacemos de lo que tenemos”

Un clavo saca otro clavo

un-clavo-saca-a-otro-clavo-1

Hubo una vez un hombre que pensaba en cómo sacar un clavo de una tabla gruesa de madera, pues no tenía tenazas, sólo un mazo con otros clavos.

Pasó mucho rato tratando de encontrar la manera de sacarlo y cuando iba a desistir se le ocurrió una idea.

Tomó otro clavo y la clavó sobre la punta del que quería sacar y de esta forma el primer clavo salió del otro lado de la tabla.

A veces tenemos un odio, un dolor, un resentimiento que hemos estado tratando de sacar de nuestros corazones y no hemos podido por lo arraigado que se encuentra. Existen otros clavos que podemos usar para sacar esos primeros que nos lastiman tanto:

-El Rencor con el Perdón…

-El Odio con el Amor…

-La Tristeza con la Alegría…

-La Inseguridad con la Confianza…

-La Ira con la Paz…

-La Autolástima con la Aceptación…

¿Cuál es el “clavo” que no has podido sacar? No importa cual sea, debes saber que tú ¡no tienes por que tenerlo clavado!

Vive tu dolor con esperanza

11

El túnel más largo y más oscuro se hace un camino llevadero, cuando sabes que al final te aguarda una salida hacia la luz.

Las arenas ardientes del desierto se tornan un camino alentador, cuando peregrinas sobre ellas con la esperanza segura de alcanzar el oasis reparador.

Todo sufrimiento se hace más soportable, si lo vives mirando hacia el futuro, con la seguridad de que un día dejarás de padecerlo. Mejor aún si puedes vivir la esperanza mayor, la que llega más allá del tiempo, y supera el dolor de la última pérdida, la muerte, con la promesa de una Vida Plena.

Tus dolores y tus penas no dejarán de ser tales, pero los vivirás con menos sufrimiento, si los iluminas desde tu futuro, con la luz de la esperanza.

¿Por qué el dolor?… ¿Por qué a mí?… ¿Por qué…?

Por el camino de los “¿por qué?”, te agotarás en el camino de una búsqueda desesperanzada, sin nunca encontrar la respuesta final y tranquilizadora.

Tu rebelde empecinamiento en pretender explicar lo inexplicable y en comprender lo incomprensible, te llenará de resentimientos; y en vez de disminuir tus penas, aumentarás tus padecimientos.

Si aprendes a sufrir, terminarás aceptando que el dolor te enfrenta con un misterio insondable, ante el que tu actual capacidad de comprensión te deja en la oscuridad y sin respuesta.

No detengas tu marcha, pretendiendo encontrar una explicación para cada bache del camino; mejor sortéalo, para seguir andando hacia la meta.

Auto- René Trossero

Perfeccionismo

perfeccionismo

Una de las virtudes-defecto que mayor miedo me producen es el perfeccionismo.

Es una virtud porque, evidentemente, lo es el tender a hacer las cosas perfectas y es un defecto porque no suele contar con la realidad de que lo perfecto no existe en este mundo, que los fracasos son parte de toda vida, que todo el que se mueve se equivoca alguna vez.

He conocido en mi vida muchos perfeccionistas. Son, desde luego, gente estupenda. Creen en el trabajo bien hecho, se entregan apasionadamente a hacer bien las cosas, e incluso llegan a hacer magníficamente la mayor parte de las tareas que emprenden.

Pero son también gente un poco neurótica. Viven tensos. Se vuelven cruelmente exigentes con quienes no son como ellos. Y sufren espectacularmente cuando llega la realidad con la rebaja y ven que muchas de sus obras, a pesar de todo su interés se quedan a mitad de camino.

Por eso me parece que una de las primeras cosas que deberían enseñarnos de niños es a equivocarnos.

El error, el fallo, es parte de la condición humana, hagamos lo que hagamos, habrá siempre un coeficiente de error en nuestras obras.

No se puede ser sublime a todas horas. El genio más genial pone un borrón y hasta el buen Homero dormita de vez en cuando.

Así es como, según Maxwel Brand “todo niño debería crecer con la convicción de que no es una tragedia ni una catástrofe cometer un error”. Por eso en las personas siempre me ha interesado más el saber cómo se reponen de los fallos que el número de fallos que cometen.

Ya que el arte más difícil no es el de no caerse nunca, sino el de saber levantarse y seguir el camino emprendido.

Temo por eso la educación perfeccionista. Los niños educados para arcángeles se pegan luego topetazos que les dejan hundidos para largo tiempo. Y no pequeño porcentaje de amargados de este mundo surge del clan de los educados para la perfección.

Los pedagogos dicen por eso que es preferible permitir a un niño que rompa alguna vez un plato y enseñarle luego a recoger los pedazos, porque “es mejor un plato roto que un niño roto”.

Es cierto. No existen hombres que nunca hayan roto un plato. No ha nacido el genio que nunca fracase en algo.

Lo que si existe es gente que de sus errores sólo saca amargura y pesimismo.

Y sería estupendo educar a los jóvenes en la idea de que no hay una vida sin problemas, pero lo que hay en todo hombre es capacidad para superarlos. No vale realmente la pena llorar por un plato roto, se compra otro y ya está.

Lo grave es cuando por un afán de perfección imposible, se rompe un corazón. Porque de eso… no hay repuesto en los mercados..

Aprendí que la distancia causa nostalgia, pero nunca olvido
que no importa lo que suceda, la vida continúa y mañana será mejor.
que la vida, a veces, nos da una segunda oportunidad.
que vivir no es sólo recibir, también es dar.
que siempre que decido algo con el corazón abierto, generalmente acierto.
que diariamente necesito llegar y tocar a alguien sentir una mano amiga, 

recibir un abrazo afectuoso.

La vergüenza

verguenza-tóxica

La gente suele sentir vergüenza por muchas cosas: Por el físico, por la educación, por la forma de vestir, por la forma de hablar, a veces por las acciones de otras personas, a veces por las propias.

Pero la mayoría de las cosas por las que la gente siente vergüenza, no justifican tal sensación. Uno no debería avergonzarse por sus condiciones físicas, ni culturales, ni nada de eso. Sólo debería sentirse algo así cuando uno daña a alguien teniendo conciencia previa del daño que puede causar.

Debemos tener en cuenta que casi nadie nos rechazará por ser gordos o narigones, o por no ser eruditos en algo, o por no vestirnos a la moda… A la gente, lo que verdaderamente le importa, es que seamos buenas personas… con un espíritu puro, y un proceder limpio y recto.

Si alguien nos rechazara por el físico o cualquiera de esas cuestiones superfluas, no debemos preocuparnos: Esa persona no vale la pena…

No, no vale la pena…

Hijo de la luna

Tonto el que no entienda
Cuenta una leyenda
Que una hembra gitana
Conjuró a la luna hasta el amanecer
Llorando pedía
Al llegar el día
Desposar un calé

Tendrás a tu hombre piel morena
Desde el cielo habló la luna llena
Pero a cambio quiero
El hijo primero
Que le engendres a él
Que quien su hijo inmola
Para no estar sola
Poco le iba a querer

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

De padre canela nació un niño
Blanco como el lomo de un armiño
Con los ojos grises
En vez de aceituna
Niño albino de luna
Maldita su estampa
Este hijo es de un payo
Y yo no me lo cayo

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

Gitano al creerse deshonrado
Se fue a su mujer cuchillo en mano
¿De quién es el hijo?
Me has engañao fijo
Y de muerte la hirió
Luego se hizo al monte
Con el niño en brazos
Y allí le abandonó

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

Y en las noches que haya luna llena
Será porque el niño esté de buenas
Y si el niño llora
Menguará la luna
Para hacerle una cuna
Y si el niño llora
Menguará la luna
Para hacerle una cuna

Si uno de los dos (Gian Franco Pagliaro)

Antes de explicarte
algunas cosas amor mío,
quiero que sepas que en el amor
como en la guerra, no hay nunca
vencedores ni vencidos.

Si uno de los dos pierde,
los dos perdemos;
si uno de los dos gana,
los dos ganamos;
cada fracaso mío te pertenece,
cada victoria tuya, me llena el alma.
si uno de los dos ama,
los dos amamos,
si uno de los dos odia,
los dos odiamos.

Es enemigo mío, quien te lástima
y aquel que me hace daño, es tu enemigo.

No es solamente tuya tu sonrisa, no,
ni únicamente mía mi tristeza.
No es totalmente tuyo tu destino,
no es del todo mío mi camino,
no eres dueña de tu vida,
como yo tampoco soy dueño de mi mismo.

Desde que nos amamos, amor mío,
lo tuyo es mío, y lo mío es tuyo.
Tuyo y mío, como tiene que ser.

La lluvia cae sobre nuestro techo,
así, como el sol entra en nuestra casa.
El dolor a veces comparte nuestra mesa,
pero… ¡Cuánto Amor comparte nuestra cama!
Si la vida es buena conmigo,
no lo dudes, será buena contigo.
Que quede bien en claro…
Si uno de los dos pierde, los dos perdemos,
si uno de los dos gana, los dos ganamos.

Patio interior

photofunkyQ4ZWAKBA.gifetyfgkhj

Después de largas desazones, enfrentamientos, tensiones y malos ratos, reflexioné y comprendí que debía cambiar.
Comencé a ordenar mi Patio interior.Comprendí que debía quererme de veras, valorarme más, y di un gran giro en mi vida.
Después de relajarme, palpé lo que es Autoestima.

Y así comprendí que mis angustias y sufrimientos surgían de mis contradicciones.
Y traté de vivir con Autenticidad.

Cuando me amé de veras, supe que mi vida no es tan anodina, pues las tensiones y todo lo que me sucede, me ayuda a crecer.
Y deseé la Madurez.

Con una nueva sensibilidad, sentí lo que ofende a los demás, las presiones que ejerzo para lograr mis deseos inoportunos.
Y aprendí a Respetar.

Y como de verdad me quería, comencé a buscar lo saludable, erradicando de mi vida cualquier situación, persona o cosa que me alejase de una vida sana…
Al principio creí que era egoísmo. Hoy sé que es Responsabilidad.

Y abandoné las prisas, me libré de los grandes proyectos de futuro.
Hago lo que creo justo y correcto, sin agobios, a mi propio ritmo, camino por la senda de la Simplicidad.

Cuando me quise de veras, comprendí mis propias limitaciones, desistí de tener siempre la razón y empecé a equivocarme menos.
Poco a poco voy descubriendo la Humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de revivir continuamente el pasado, y agobiarme con el futuro.
Viviendo cada día con intensidad, me siento en Plenitud.

Cuando me amé de verdad, percibí que la mente puede atormentarme y dominarme.
Pero al colocarla al servicio del corazón, resultó ser mi mejor alidada.
Así aprendí a Vivir en equilibrio.

“No tengamos reparo en revisar nuestra vida, ordenar nuestro patio interior, aunque provoque desgarros…”

“Cuando las galaxias chocan… del caos nacen las estrellas.”

Frases de siempre

“Necesito de alguien, que venga a luchar a mi lado sin ser llamado. Alguien lo suficientemente amigo, cómo para decirme las verdades que no quiero oír, aún sabiendo que puedo irritarme. Por eso, en este mundo de indiferentes, necesito de alguien que crea en esa cosa misteriosa, desacreditada y casi imposible: ¡ LA AMISTAD !” ― Charles Chaplin

Cooperación con Alegría

"If the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot

Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

LUCES Y SOMBRAS

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

El blog de Jess

Estás listo para la aventura...

La música que nos gusta

“Una cosa buena que tiene la música, es que cuando llega, te olvidas de los problemas” ― Bob Marley

A %d blogueros les gusta esto: