La última estación.

 

tren-indio

Una estación desconocida para todos, una incógnita… En este hermoso viaje para algunos y desagradable para otros, nuestras vivencias aumentan día a día, nos hacen más sensibles o nos endurecen día a día. Estación tras estación, se suceden diariamente, y pasamos del amor al desamor, de la esperanza a la desesperanza, del apego al abandono, de la alegría a la tristeza… O tal vez nuestras estaciones se suceden en orden diferente, pero una tras otra forman parte de nuestras vidas.

Cada estación tiene un mensaje, una enseñanza. Nos encontramos con rostros conocidos en este tren, o con otros que nunca vimos antes pero que aparecen, por algo, en nuestras vidas.

Al iniciar el viaje nuestra maleta no nos pesa tanto, pero minuto a minuto se llena de recuerdos, de pasiones, de momentos…

Tratemos de no ser rígidos en el recorrido, tratemos de desviarnos cuando nuestro espíritu así lo quiere, tratemos de descansar cuando el cansancio ya no nos permita disfrutar ni gozar…

La meta final nos espera a todos por igual, está en nosotros disfrutar de este viaje y llevarnos en la maleta lo más lindo, lo más profundo, y todo aquello que hace que un simple paseo se convierta en un viaje inolvidable.

El viaje puede ser importante, pero el contenido de nuestra maleta es el que nos permitirá seguir de pie ante las adversidades, ante los contratiempos.

Por eso no dudemos en guardar en ella los mejores recuerdos, las más hermosas pasiones, los más grandes amores y sobre todo: los instantes en que fuimos muy, pero muy felices…

Sólo abriendo esa maleta, a medida que se acerque la última estación, podremos afirmar que valía la pena este viaje.

           Graciela Heger A.

“Prepara a tu hijo para la vida, no la vida para tu hijo”

Tim Elmore

Tim Elmore es un popular escritor norteamericano, formador y experto en la generación “milenial”. Es fundador de Growing Leaders, una organización sin fines de lucro con sede en Atlanta (EEUU), creada para desarrollar desde la educación las habilidades relacionadas con el liderazgo.

Es autor de libros como “Generación Y: secretos para conectar con los jóvenes en la edad digital” o “Grandes errores que los padres pueden evitar”.

En su obra “Haz crecer al líder que tu hijo lleva dentro” (“Nurturing the Leader Within Your Child”), Tim Elmore explica el desarrollo del liderazgo como una habilidad que puede potenciarse en todos los niños y jóvenes. Su propuesta, muy crítica con la sobreprotección y el excesivo control parental, puede resumirse en una de sus frases más conocidas: “Debemos preparar a los niños para el camino, en lugar del camino para los niños”.

 

El sol y el viento

unnamed

El sol y el viento discutían sobre cuál de dos era más fuerte. La discusión fue larga, porque ninguno de los dos quería ceder. Viendo que por el camino avanzaba un hombre, acordaron en probar sus fuerzas utilizándolas contra él.

-Vas a ver, dijo el viento, como con sólo echarme sobre ese hombre, desgarro sus vestiduras.

Y comenzó a soplar cuanto podía. Pero cuantos más esfuerzos hacía, el hombre más oprimía su capa, gritando contra el viento, y seguía caminando. El viento encolerizado, descargó lluvia y nieve, pero el hombre no se detuvo, sino que se aferraba más a su capa. Comprendió el viento que no era posible arrancarle la capa.

Sonrió el Sol mostrándose entre dos nubes, recalentó la tierra y el pobre hombre, que se regocijaba con aquel dulce calor, se quitó la capa y se la puso sobre el hombro.

Ya ves, le dijo el Sol al Viento, como con bondad se consigue más que con violencia. – León Tolstoi

Reflexión:

Los seres humanos deberíamos pensar profundamente acerca de nuestras acciones. Utilizamos la violencia, la ironía, la agresividad, la sorna y la burla para tratar de lograr nuestros objetivos. No nos damos cuenta de que, la mayoría de las veces, con esos métodos, son más difíciles de alcanzarlos. Una sonrisa siempre puede lograr mucho más que el más fuerte de los gritos.

Y basta con ponerse por un momento en el lugar de los demás para comprobarlo. ¿Que prefieres, una sonrisa o un insulto? ¿una caricia o una bofetada? ¿una palabra tierna o una ironía? Pensemos que los demás seguramente prefieren lo mismo que nosotros.

Entonces tratemos a nuestros semejantes de la misma manera en la que nos gustaría ser tratados. Así veremos que todo será mejor. Que el mundo será mejor. Que la vida será mejor…

  Reflexión: Graciela Heger A.

AÑO NUEVO – Serafín y Joaquín Álvarez Quintero

Si Yo fuera Poeta

De su ventana, tras el verde herraje, 
entre flores de invierno prisionera, 
una mujer, humana primavera, 
teje, soñando, delicado encaje. 

Sus manos, palomitas sin plumaje, 
hacen labor paciente y duradera, 
y su alma, mariposa volandera, 
libre va de un paraje a otro paraje. 

Se lleva un año muertas ilusiones: 
ni amor de novio, ni amistad de amigo.. 
. ¿Dónde están los amantes corazones? 
Y entristecida, y sola, y sin testigo, 
piensa, al calor de ocultas emociones: 
"¡Ven, Año Nuevo! ¡Y el amor contigo!" 

Ver la entrada original

El Violinista

91f13368fcc9108d514e12486b221b5a722a0dd9_hq

Se cuenta que, en cierta ocasión, Nicolo Paganini (1782-1840), considerado como uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos, se disponía a actuar ante un numeroso y entregado público, cuando comprobó con consternación que el violín que tenía en sus manos no era el suyo.En ese momento, según explicó después, se sintió angustiado, pero comprendió que debía iniciar el concierto y así lo hizo. Las crónicas relatan que fue una de sus mejores interpretaciones.

Una vez finalizada su actuación, Paganini comentó con uno de sus compañeros de orquesta: “Hoy he aprendido la lección más importante de toda mi carrera. Hasta hace escasos momentos creí que la música estaba en el violín, pero me he dado cuenta que la música está en mí, y el violín sólo es el instrumento por el cual mis melodías llegan a los demás.”

Se escuchan historias de personas que en situaciones límites fueron capaces de ir mucho más allá de lo que se creían capaces.

Encontraron en su interior fuerza, generosidad o valentía que no imaginaban que poseían. Su ejemplo nos anima a confiar en el potencial del espíritu humano y a entrar en conexión con esa fuente de recursos en nuestro interior para aceptarla y apoyarla en su manifestación.

Así como la experiencia con el violín de su amigo le sirvió a Paganini para comprender que la música estaba en él y no en el violín, igualmente nuestras experiencias de vida pueden ser el camino que nos conduzca a descubrir nuestra esencia y la particular sintonía de la vida que hemos venido a expandir. Melodía individual dentro de la sinfonía universal.

El prójimo no es un adversario que nos roba, es un hermano con el que compartimos

Cooperación con Alegría

El prójimo no es un adversario que nos roba, es un hermano con el que compartimos.

Y hoy quiero compartir con cada una de vosotras y vosotros la ceremonia del café, la maravillosa y cálida acogida de Etiopía.

Etiopía, un país que te acoge, personas que siempre tienen una mesita con tazas preparadas para servirte un cálido café recién preparado.

IMG_9697 (2)

Ver la entrada original