SUEÑOS DE NIÑA A MUJER

 Acabo de nacer y cuando crezca

Quiero vivir con gozo la utopía
De intentar el ser algo que merezca
El aprecio y la estima a mi valía.

He nacido mujer en libertad
Y no quiero que humillen mi conciencia…
Mientras pido lo justo y la verdad,
Quiero crecer por dentro y en presencia.

Quiero ser sabia, mientras voy creciendo,
Para saber negar cuando es preciso,
Y afirmar solamente si es debiendo,
Y sin que me someta el compromiso.

Quiero ser madre y dar a otros la vida,
Espero en el milagro de mi entraña,
Quiero querer a un hijo sin medida,
Quiero brindar amor que nunca engaña.

Quiero crecer, ser grande y ser sencilla,
Apreciar lo pequeño de las cosas,
Admirar la celeste maravilla
Y gozar del perfume de las rosas.

Y cuando crezca, quiero fortaleza
Para aguantar el golpe que derriba,
Caliente el corazón, fría la cabeza,
Y adorar al extraño con quien viva.

Y mientras va creciendo este ser vivo,
Pido no se me muera nunca el alma,
Andar en libertad y no en cautivo,
Luchar en temporal, también en calma.

Quiero ser, mientras crezco, generosa,
Una mano tendida al indigente,
Ser, al dar, delicada y amorosa,
Vaciar mi corazón entre la gente.

Quiero ser y crecer en indulgente,
Dar mi brazo a torcer por comprensiva,
Sentir que es siempre justo y conveniente
Ser muy perdonadora y nada altiva.

Quiero comerme el mundo con mi boca,
Y que mis pies no pisen al hermano…
¡Prefiero, mientras crezco, ser la loca,
Loca de amor a todo fiel cristiano!
—.
Quisiera no juzgar y ser juzgada…
(La justicia es un plato delicado).
Y mientras crezco, ser tan ponderada
Que nadie tenga quejas a mi lado.

Y cuando crezca, yo seré el oído
Que ha de escuchar la duda del que duda
Y ser la voz sutil, sin alarido
Para que el triste a mi consuelo acuda.

Y creceré en saber y en experiencia,
Para que mi palabra sea tu guía,
La luz de tu sentir y tu conciencia,
Para vivir tu vida con la mía.

EMILIO -13 diciembre 2007