Reserva un tiempo…

Reserva un tiempo cada día para estar en silencio, reflexionar, meditar, para acallar el diálogo interno.  Durante esos momentos, conecta con tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior de manera que puedas ser guiado por tu intuición y trascender las limitaciones y confusiones de los estímulos externos.
El auto-descubrimiento es lo más dulce que existe. Nos enseña que somos totalmente responsables de nosotros mismos y ahí es donde encontramos nuestra libertad. En lugar de centrarte en el descubrimiento de los demás, puedes centrarte en tu propio descubrimiento. En lugar de mirar hacia los demás para realizarte, puedes lograrlo mirándote a tí mismo.

Byron Katie