El ángel de la pena – William Wetmore Story

El ARTE

La pérdida de una persona muy cercana a cada uno de nosotros es una enorme tragedia irreparable que jamás entenderemos. El dolor nos contempla y la pena se apodera de nosotros.

Esto fue lo que sintió el escultor estadounidense William Wetmore Story al esculpir con sus propias manos El Ángel de la Pena, en el momento en el que lleva flores a la tumba de su amor verdadero. Obra en honor al fallecimiento de su amada de toda la vida, Emelyn Eldredge Story. William falleció justo un año después de esculpir esta obra, siendo enterrado también en el mismo lugar, aunque en el pedestal aún se mantiene solo el nombre de ella.

En Italiano es conocida como L’Angelo del Dolore, y puede ser contemplada en su lugar de origen de…

Ver la entrada original 475 palabras más

Colores bajo el mar

No te detengas, construye nuevos sueños.

Piensa siempre que en tu camino nada es imposible.

Pon todo tu ser, en todo lo que hagas.

Baña siempre tus días en el dorado resplandor del entusiasmo.

Nunca más vuelvas a saludar el amanecer sin una meta.

Ve hacia las oportunidades, no esperes solamente que ellas vengan a ti.

Es más fácil levantarse de una caída, que de una cobardía.

No es el tiempo el que sana las heridas sino el amor y la compañía.

Piensa que cada día es el más importante y entrégale tu fuerza y tus deseos

Para todos los males

Para todos los males sólo existe un medicamento de eficiencia comprobada. Continuar en paz, comprendiendo, ayudando, aguardando la participación sabia del tiempo, con la seguridad de que lo que no será bueno para los otros no será bueno para nosotros…

– Personas heridas, hieren personas.
– Personas curadas, curan personas.
– Personas amadas, aman personas.
– Personas transformadas, transforman personas.
– Personas antipáticas, molestan personas.
– Personas amargadas, amargan personas.
– Personas santificadas, santifican personas.

Que nadie te diga que no puedes hacerlo

Que nadie te diga si lo que estás haciendo merece o no la pena, si sirve de algo o no, si tiene su mérito o no. Que nadie te diga si lo que estás haciendo es o no algo importante, si vale más o menos. Solo tú lo sabes.

Si es lo que te gusta, ve a por ello. Si te sientes cómoda, feliz y con ganas de darlo todo en eso que tienes entre manos, ni te lo pienses.

Habrá quien confíe en ti, quien te ponga zancadillas por todo el camino, quien te apoye en cada decisión y quien te haga cambiar de opinión a cada rato. Por eso, tienes que tener muy claro qué comentarios aceptar y cuáles no. Recuerda que sólo sirven aquellos que sean constructivos y que te sirvan para ser un poquito mejor el día de mañana.

Pueden decir lo que quieran, pero sí al final de todo haces lo que te llena, lo que te hace sacar una sonrisa y lo que de verdad te gusta, lo demás no importa, porque llegarás lejos. Seguro.

No olvides que los únicos incapaces son aquellos que te dicen que no puedes hacerlo.

Más…

Más que simplemente existir, vive.
Más que simplemente tocar, siente.
Más que simplemente, mirar, observa.
Más que simplemente, leer, absorbe.
Más que simplemente, escuchar, oye.
Más que simplemente, presenciar, entiende.
Más que simplemente, pensar, reflexiona.
Más que simplemente, hablar, por favor 
¡ Dí algo !

John Maxwell.

La vida te enseñara

La vida te enseñara que las personas siempre fallan, que el amor nunca será el perfecto, y que realmente no existen los amores de novela.
La vida te enseñara a caerte y volverte a caer, pero tú le enseñaras a la vida que puedes levantarte mil veces y más.
Tú le enseñaras a la vida que puedes perseguir tus sueños y alcanzarlos para no dejarlos ir NUNCA y que aún cuando no exista el amor perfecto puedes ser perfectamente feliz a tu manera.