Olvida el pasado

Desenterrar los muertos del pasado
no aporta ningún beneficio al presente.

¿Por qué mirar hacia atrás
si estamos caminando hacia adelante?

El pasado es el cimiento del presente,
así como los muros del primer piso construido hoy,
son la sustentación de la azotea del mañana.

Quien está en el primer piso busca subir a la azotea,
y no escarbar los cimientos.

Sube a contemplar las estrellas
que te llaman desde tu futuro camino.

No escarbes en el pasado que ya se fue
y no volverá jamás.

Lo que pasó, acabó.
La vida pasada trae experiencia y aprendizaje,
aprovechémosla.

Torres Pastorino