Tristeza

Te canto para pedirte, que me dejes.

Tristeza, que me acompañaste tanto… ayúdame…

Ayúdame a sentir que puedo transformar tu presencia,
para imaginar que me ayudas y acompañas a darme el impulso mágico,
de creer que puedo dejarte.

Tristeza querida, gracias… pero hoy… dejame !

Dejame imaginar que soy capaz de dejarte hoy… pero no despedirte,
por que te voy a necesitar, tal vez mañana… si es necesario,
o tal vez no, y espero, si vos me ayudas que sea así,
y estés contenta con eso, por que vos podes.

Hoy quiero dar al cielo, imágenes de esperanza, que tengo,
o que tal vez imagino, tal vez, para estar feliz… o tal vez…
más que eso.

Tristeza de mi Alma… es solo un tiempo… dejame ver…
Al menos, la de hoy.
como es la felicidad!!!

Autor: Luis Introna