El ser humano también tiene alas

Las alas de los seres humanos no son visibles, nuestras alas pueden crecer o no, algunos las desarrollan, otros no las dejan crecer, las ocultan o las ignoran. Al contrario de lo que muchos piensan, éstas no se sitúan en nuestra espalda, sino en nuestra mente, nuestro corazón, nuestra mirada, tacto, olfato, oído y gusto, esos siete sentidos que dan forma a lo que fuimos, somos y seremos.

Igual que esas alas, la personalidad de cada uno se ha de cultivar con el paso de los años, lo mismo ocurre con el cariño, que ni con la llegada de la muerte desaparece. Aunque una persona se vaya y nuestros cinco sentidos no la puedan captar, aún nos quedan esos dos que sí lo pueden hacer, es cierto que no se puede probar lo que estoy diciendo pero sí sentir.

Aquellas personas que no dejaron desarrollar esas alas, son incapaces de sentir, de sentirse, su vida es plana y sus logros materiales. Nunca serán recordados por mucho tiempo porque no fueron capaces de dejar huella. Pero aquellas personas que no sólo volaron sino que nos hicieron volar con su compañía, esas sí que serán eternas en nuestro recuerdo, vivo recuerdo.

Aunque muchas lágrimas bañen el tuyo, lo único que saldrá a flote es el tremendo amor que te tengo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s