El Violinista

91f13368fcc9108d514e12486b221b5a722a0dd9_hq

Se cuenta que, en cierta ocasión, Nicolo Paganini (1782-1840), considerado como uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos, se disponía a actuar ante un numeroso y entregado público, cuando comprobó con consternación que el violín que tenía en sus manos no era el suyo.En ese momento, según explicó después, se sintió angustiado, pero comprendió que debía iniciar el concierto y así lo hizo. Las crónicas relatan que fue una de sus mejores interpretaciones.

Una vez finalizada su actuación, Paganini comentó con uno de sus compañeros de orquesta: “Hoy he aprendido la lección más importante de toda mi carrera. Hasta hace escasos momentos creí que la música estaba en el violín, pero me he dado cuenta que la música está en mí, y el violín sólo es el instrumento por el cual mis melodías llegan a los demás.”

Se escuchan historias de personas que en situaciones límites fueron capaces de ir mucho más allá de lo que se creían capaces.

Encontraron en su interior fuerza, generosidad o valentía que no imaginaban que poseían. Su ejemplo nos anima a confiar en el potencial del espíritu humano y a entrar en conexión con esa fuente de recursos en nuestro interior para aceptarla y apoyarla en su manifestación.

Así como la experiencia con el violín de su amigo le sirvió a Paganini para comprender que la música estaba en él y no en el violín, igualmente nuestras experiencias de vida pueden ser el camino que nos conduzca a descubrir nuestra esencia y la particular sintonía de la vida que hemos venido a expandir. Melodía individual dentro de la sinfonía universal.

El prójimo no es un adversario que nos roba, es un hermano con el que compartimos

Cooperación con Alegría

El prójimo no es un adversario que nos roba, es un hermano con el que compartimos.

Y hoy quiero compartir con cada una de vosotras y vosotros la ceremonia del café, la maravillosa y cálida acogida de Etiopía.

Etiopía, un país que te acoge, personas que siempre tienen una mesita con tazas preparadas para servirte un cálido café recién preparado.

IMG_9697 (2)

Ver la entrada original

COMO LA MAR, LOS BESOS – Vicente Aleixandre

 
No importan los emblemas
ni las vanas palabras que son un soplo sólo.
Importa el eco de lo que oí y escucho.

Tu voz, que muerta vive, como yo que al pasar
aquí aún te hablo.

Eras más consistente,
más duradera, no porque te besase,
ni porque en ti asiera firme a la existencia.
Sino porque como la mar
después que arena invade temerosa se ahonda.

En verdes o en espumas la mar, se aleja.

Como ella fue y volvió tú nunca vuelves.
Quizá porque, rodada
sobre playa sin fin, no pude hallarte.

La huella de tu espuma,
cuando el agua se va, queda en los bordes.
Sólo bordes encuentro. Sólo el filo de voz que
en mí quedará.

Como un alga tus besos.

Lo más bonito del mundo es abrazar a las personas

tumblr_inline_opwkv1vu1o1ruynki_540

Llenar de abrazos aquellas personas que amamos es una de las sensaciones más maravillosas que existen. Y es que abrazar a nuestros seres queridos no solo nos hace bien, sino que creamos una atmósfera impregnada de cariño y calidez.

Muchas veces con un solo abrazo podemos animar y fortalecer a alguien, más aún si está atravesando situaciones difíciles.

Porque al dar un abrazo estamos diciéndole “Te quiero y me importas.”

No olvides que para mostrar nuestro cariño no requiere de mucho.

Demostremos el amor que tenemos por ellos a través de un simple abrazo.

Urgente!

lo-importante-urgente

URGENTE se ha convertido en una palabra con la que vivimos día a día en nuestra agitada vida y a la cuál le hemos quitado ya todo significado de premura y prioridad.

URGENTE…es ya un ritmo de vida…una forma de “pasar” la vida.

URGENTE. es la manera más pobre de vivir sobre este mundo, porque el día que nos vamos, dejamos pendientes las cosas que VERDADERAMENTE fueron URGENTES.

URGENTE es, que hagas un alto en tu ajetreada vida y por un instante te veas y te preguntes: ¿qué significado tiene todo ésto que yo hago?

URGENTE es que te detengas y veas CUÁN GRANDE ERES!

URGENTE es que, cuando camines por la calle, levantes la vista, voltees, y mires a tu alrededor; observes el cielo, los árboles, las aves ¡A LA GENTE!

URGENTE es que seamos más humanos, más hermanos !

URGENTE es que sepamos valorar el tiempo que nos pide un niño.

URGENTE es que en una mañana te levantes temprano y veas salir el Sol, sientas su calor y dale Gracias a Dios por tan grande regalo.

URGENTE es que te sientas vivo en cuerpo y alma!, que veas tus brazos, tus piernas, tu cuerpo, tu inteligencia, y de verdad vibres con la vida !

URGENTE es que tomes un instante en tu trabajo, salgas y respires profundo; y sientas cómo el aire llena tus pulmones ¡estás VIVO !

URGENTE es que voltees y mires a tu familia, a tus hijos, a tu esposa y a todos los que te rodean, y valores tan grandes tesoros.

URGENTE es que digas a la gente que quieres, cuánto los amas.

URGENTE es que no se te vaya la vida en un soplo y que cuando mires hacia atrás, seas ya un anciano; que no pueda echar el tiempo atrás, que todo lo hizo ” urgente “; que fue un gran trabajador; que llenó su agenda de “urgencias, citas y proyectos”, pero dentro de todo se le olvidó vivir.

Esta tarde – Alfonsina Storni.

Ahora quiero amar algo lejano…
Algún hombre divino
Que sea como un ave por lo dulce,
Que haya habido mujeres infinitas
Y sepa de otras tierras, y florezca

La palabra en sus labios, perfumada:
Suerte de selva virgen bajo el viento…
Y quiero amarlo ahora.

Está la tarde Blanda y tranquila
como espeso musgo,
Tiembla mi boca y mis dedos finos,
Se deshacen mis trenzas poco a poco.

Siento un vago rumor… Toda la tierra
Está cantando dulcemente…
Lejos Los bosques se han cargado de corolas,

Desbordan los arroyos de sus cauces
Y las aguas se filtran en la tierra
Así como mis ojos en los ojos
Que estoy soñando embelesada…
Pero Ya está bajando el sol de los montes,
Las aves se acurrucan en sus nidos,

La tarde ha de morir y él está lejos…
Lejos como este sol que para nunca
Se marcha y me abandona,
con las manos Hundidas en las trenzas,
con la boca Húmeda y temblorosa,
con el alma Sutilizada,
ardida en la esperanza

De este amor infinito que me vuelve
Dulce y hermosa…