Los ojos lo dicen todo,
los ojos dicen cuando sientes el dolor.
los ojos cuentan lo que te está pasando,
los ojos brillan cuando ríes,
los ojos se amargan si estas triste,       
los ojos no esconden nada’
los ojos son el reflejo del alma,
Tú no puedes engañar a nadie,
por más que lo trates…
tus ojos siempre te delatarán.
Los ojos son el espejo de tu corazón.

El tamaño de las personas

 

2627924822_1

UNA PERSONA ES ENORME, cuando habla de frente y vive de acuerdo con lo que dice, cuando trata con cariño y respeto, cuando mira a los ojos y sonríe con franqueza.UNA

PERSONA ES GIGANTE cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sueña junto contigo… cuando trata de entender aunque no piense igual que tú.

PERO ES PEQUEÑA cuando se deja regir por comportamientos clichés, cuando quiere quedar bien con todos, cuando maneja a la gente que menos puede como titiritero…

UNA PERSONA ES GRANDE cuando perdona, cuando comprende, cuando se coloca en el lugar del otro, cuando obra no sólo de acuerdo con lo que esperan de ella, sino con lo que espera de sí misma.

PERO ES PEQUEÑA cuando decepciona, cuando hiere, cuando actúa con orgullo, cuando no es solidaria, cuando miente, cuando no sabe pedir perdón.

UNA PERSONA ES GRANDE cuando sabe dar, cuando no tiene miedo de recibir, cuando la caracteriza la alegría, cuando enfrenta la tristeza, cuando domina la ira.

PERO ES INSIGNIFICANTE cuando desprecia, cuando olvida los favores, cuando sólo busca su brillo, sus intereses, su bienestar. Se empequeñece aún más cuando agrede, cuando falsea su testimonio, cuando mata con maledicencia.

UNA PERSONA ES GRANDE cuando extiende su mano, cuando cierra su boca y abre su corazón… y cuando su sensibilidad es tan grande como su tamaño… William Shakespeare (adaptado).

POR ESO…Si te detuviste a admirar el increíble e interminable trabajo de una simple hormiga…

Si te asombraste e intestaste comprender la belleza admirable de un panal de abejas…

Si te detuviste para seguir la extraordinaria velocidad y la maravillosa habilidad de un picaflor en vuelo…

Si te sentaste en el suelo y ofreciste tu mano a un perro para que pudiera lamerla…

Si te recostaste sobre la hierba y te deleitaste con el perfume mágico de una flor…

Si en silencio escuchaste la voz de las eternas olas del mar…

Si esbozaste en tus labios la misma sonrisa que viste en aquel niño…Si sentiste correr por tus mejillas las mismas lágrimas que viste descender tristes, por la cara arrugada de aquel pobre viejo…

Si sentiste todo eso… en verdad has vivido intensamente cada instante de tu vida, lo cual llenó de belleza tu alma, de amor tu corazón y, sobre todo.¡TE CONVIRTIÓ EN UNA PERSONA MUY GRANDE!

 

2692a-293417_221470644580294_197018017025557_596084_1395574125_n

Cuando las hojas secas caen de los árboles en otoño, el árbol queda desnudo; si alguien lo viera sin saber que reverdecerá en primavera, pensarí­a que está muerto…

Todos tenemos esos perí­odos en que nos quedamos desnudos, por haber perdido

un amor o un ser querido, o un alejamiento.
También puede ser causado por dificultades económicas, una enfermedad, un accidente etc. Por eso debemos tomar el ejemplo de la naturaleza y vivir armoniosamente como ella.

Sabiendo que después vendrán nuevamente las hojas, las flores y los frutos.

Nunca pierdas la fe, recuerda siempre que cuando una puerta se cierra hay muchas otras que se abren y que el secreto consiste en apartar la vista triste de esa puerta cerrada y llevarlas a las otras…en esos momentos es cuando se empieza a ver la luz al final del túnel y el árbol comienza a reverdecer nuevamente.

 

Reserva tiempo

photos-vintages-monochromatiques-7

Reserva tiempo para REÍR, es la música del alma.
Reserva tiempo para LEER, es la base de la sabiduría.
Reserva tiempo para PENSAR, es la fuente del poder.
Reserva tiempo para DIVERTIRTE, es el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SOÑAR, es el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO, es el privilegio de los hijos de Dios.
Nosotros no perdemos tiempo en la vida; lo que se pierde es la vida, al perder el tiempo

228217_204416599596271_164582343579697_503618_5319281_n.jpg
Que le enseñaría a mis Hijos.. Que aprendan que lo más valioso no es lo
que tienen en sus vidas, sino a quien tienen en sus vidas.

Que aprendan que no es bueno compararse con los demás porque siempre
habrá alguien mejor o peor que ellos.

Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame, lo que pueden
hacer es dejarse amar.

Que aprendan que “rico” no es el que más tiene, sino el que menos necesita.


Que aprendan que deben controlar sus actitudes o sus actitudes los controlarán.


Que aprendan que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente
no saben cómo demostrarlo.

Que aprendan que los grandes sueños no requieren de grandes alas sino
de un tren de aterrizaje para lograrlos.

Que aprendan que no siempre es suficiente ser perdonados por otros,
algunas veces deben perdonarse a sí mismos.

Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte sino producto de decisiones.


Que aprendan que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver
algo totalmente diferente.

Que aprendan que, al retener a la fuerza a las personas que aman, las alejan
más rápidamente de ellos y, al dejarlas ir, las tienen para siempre a su lado.

Que aprendan que amar y querer no son sinónimos sino antónimos:
el quererlo exige todo, el amar lo entrega todo.

Que aprendan que toma años construir la confianza y sólo segundos destruirla.

 

HOY QUIERO:


Quiero caminar despacio para saborear el dulce sabor que me trae la brisa.
Sonreirle a la amargura y dejarla que siga sus pasos lejos de los míos.
Abrazar la dulce esencia de todos aquellos que se crucen en mi camino.
Disfrutar de lo bello y maravilloso que es la inocencia de un niño.
Olvidar mi pasado para esforzarme por tener un buen presente.
Quiero darle gracias a Dios por hacerme reír, por dejarme soñar
y ante todo enseñarme a apreciar todo lo que el me da para que yo sea feliz.

Eso que llamamos sensibilidad

pas1

Algunos años atrás, en las Olimpiadas Especiales de Seattle, nueve participantes, todos con deficiencias mentales o físicas, se alinearon para dar la largada de una carrera de 100 metros planos. Al sonar la señal, todos salieron, no exactamente a toda velocidad, pero con la voluntad de dar lo mejor de si, terminar la carrera y ganar.

Todos, con la excepción de un muchacho que tropezó, cayo al piso y comenzo a llorar.

Los otros ocho escucharon el llanto.

Disminuyeron el paso y miraron hacia atrás.

Entonces, todos ellos se detuvieron y dieron la vuelta.

Una de las muchachas, con Sindrome de Dawn, se inclino, le dio un beso al muchacho y le dijo:

“Pronto, ahora te vas a sanar”.

Y todos los nueve competidores se tomaron de las manos y caminaron juntos hasta la meta.

El estadio entero se puso de pie y los aplausos duraron varios minutos.

Y las personas que estaban allí continuan repitiendo esa historia hasta hoy.

Tal vez los atletas eran deficientes mentales…

Pero con seguridad no eran deficientes en sensibilidad…

¿Porqué?

Porque, allá en el fondo, todos sabemos que lo que importa en esta vida es mas que ser un ganador solitario.

Lo que importa en esta vida es ayudar a los otros a vencer, aunque esto signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo.