“Emociónate por estar vivo y por estar aquí. Eres la única persona con quien vas a vivir siempre.” Louise Hay

Con frecuencia nos lamentamos de lo que no tenemos, de lo que nos hace falta y lo que no podemos conseguir. En lugar de valorar nuestra vida y agradecerlas bendiciones y cosas buenas que tenemos, gastamos tiempo valioso quejándonos. Estas palabras de la Madre Teresa de Calcuta nos recuerdan que la vida es un regalo que hay que abrir todos los días. Hay que valorar nuestro regalo siempre.

La vida es una oportunidad, aprovéchala.

La vida es belleza, admírala.

La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.

La vida es un deber, cúmplelo.

La vida es un juego, juégalo.

La vida es preciosa, cuídala.

La vida es rqiueza, consérvala.

La vida es amor, gózala.

La vida es un misterio, desvélalo.

La vida es tristeza, supérala.

La vida es un himno, cántalo.

La vida es un combate, acéptalo.

La vida es una tragedia, domínala.

La vida es una aventura, arrástrala.

La vida es felicidad, merécela.

La vida es la vida, defiéndela.

La caricia perdida – Alfonsina Storni

photofunkyG1W8YQP8.gif9876t

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos… En el viento, al rodar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida, ¿quien la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.

Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida rodará… rodará…
Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va,
si no ves esa mano ni la boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de llamar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida ¿me reconocerás?