La vergüenza

verguenza-tóxica

La gente suele sentir vergüenza por muchas cosas: Por el físico, por la educación, por la forma de vestir, por la forma de hablar, a veces por las acciones de otras personas, a veces por las propias.

Pero la mayoría de las cosas por las que la gente siente vergüenza, no justifican tal sensación. Uno no debería avergonzarse por sus condiciones físicas, ni culturales, ni nada de eso. Sólo debería sentirse algo así cuando uno daña a alguien teniendo conciencia previa del daño que puede causar.

Debemos tener en cuenta que casi nadie nos rechazará por ser gordos o narigones, o por no ser eruditos en algo, o por no vestirnos a la moda… A la gente, lo que verdaderamente le importa, es que seamos buenas personas… con un espíritu puro, y un proceder limpio y recto.

Si alguien nos rechazara por el físico o cualquiera de esas cuestiones superfluas, no debemos preocuparnos: Esa persona no vale la pena…

No, no vale la pena…

Hijo de la luna

Tonto el que no entienda
Cuenta una leyenda
Que una hembra gitana
Conjuró a la luna hasta el amanecer
Llorando pedía
Al llegar el día
Desposar un calé

Tendrás a tu hombre piel morena
Desde el cielo habló la luna llena
Pero a cambio quiero
El hijo primero
Que le engendres a él
Que quien su hijo inmola
Para no estar sola
Poco le iba a querer

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

De padre canela nació un niño
Blanco como el lomo de un armiño
Con los ojos grises
En vez de aceituna
Niño albino de luna
Maldita su estampa
Este hijo es de un payo
Y yo no me lo cayo

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

Gitano al creerse deshonrado
Se fue a su mujer cuchillo en mano
¿De quién es el hijo?
Me has engañao fijo
Y de muerte la hirió
Luego se hizo al monte
Con el niño en brazos
Y allí le abandonó

Luna quieres ser madre
Y no encuentras querer
Que te haga mujer
Dime luna de plata
Qué pretendes hacer
Con un niño de piel
Ah aaah ah aaah
Hijo de la luna

Y en las noches que haya luna llena
Será porque el niño esté de buenas
Y si el niño llora
Menguará la luna
Para hacerle una cuna
Y si el niño llora
Menguará la luna
Para hacerle una cuna

Si uno de los dos (Gian Franco Pagliaro)

Antes de explicarte
algunas cosas amor mío,
quiero que sepas que en el amor
como en la guerra, no hay nunca
vencedores ni vencidos.

Si uno de los dos pierde,
los dos perdemos;
si uno de los dos gana,
los dos ganamos;
cada fracaso mío te pertenece,
cada victoria tuya, me llena el alma.
si uno de los dos ama,
los dos amamos,
si uno de los dos odia,
los dos odiamos.

Es enemigo mío, quien te lástima
y aquel que me hace daño, es tu enemigo.

No es solamente tuya tu sonrisa, no,
ni únicamente mía mi tristeza.
No es totalmente tuyo tu destino,
no es del todo mío mi camino,
no eres dueña de tu vida,
como yo tampoco soy dueño de mi mismo.

Desde que nos amamos, amor mío,
lo tuyo es mío, y lo mío es tuyo.
Tuyo y mío, como tiene que ser.

La lluvia cae sobre nuestro techo,
así, como el sol entra en nuestra casa.
El dolor a veces comparte nuestra mesa,
pero… ¡Cuánto Amor comparte nuestra cama!
Si la vida es buena conmigo,
no lo dudes, será buena contigo.
Que quede bien en claro…
Si uno de los dos pierde, los dos perdemos,
si uno de los dos gana, los dos ganamos.

Patio interior

photofunkyQ4ZWAKBA.gifetyfgkhj

Después de largas desazones, enfrentamientos, tensiones y malos ratos, reflexioné y comprendí que debía cambiar.
Comencé a ordenar mi Patio interior.Comprendí que debía quererme de veras, valorarme más, y di un gran giro en mi vida.
Después de relajarme, palpé lo que es Autoestima.

Y así comprendí que mis angustias y sufrimientos surgían de mis contradicciones.
Y traté de vivir con Autenticidad.

Cuando me amé de veras, supe que mi vida no es tan anodina, pues las tensiones y todo lo que me sucede, me ayuda a crecer.
Y deseé la Madurez.

Con una nueva sensibilidad, sentí lo que ofende a los demás, las presiones que ejerzo para lograr mis deseos inoportunos.
Y aprendí a Respetar.

Y como de verdad me quería, comencé a buscar lo saludable, erradicando de mi vida cualquier situación, persona o cosa que me alejase de una vida sana…
Al principio creí que era egoísmo. Hoy sé que es Responsabilidad.

Y abandoné las prisas, me libré de los grandes proyectos de futuro.
Hago lo que creo justo y correcto, sin agobios, a mi propio ritmo, camino por la senda de la Simplicidad.

Cuando me quise de veras, comprendí mis propias limitaciones, desistí de tener siempre la razón y empecé a equivocarme menos.
Poco a poco voy descubriendo la Humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de revivir continuamente el pasado, y agobiarme con el futuro.
Viviendo cada día con intensidad, me siento en Plenitud.

Cuando me amé de verdad, percibí que la mente puede atormentarme y dominarme.
Pero al colocarla al servicio del corazón, resultó ser mi mejor alidada.
Así aprendí a Vivir en equilibrio.

“No tengamos reparo en revisar nuestra vida, ordenar nuestro patio interior, aunque provoque desgarros…”

“Cuando las galaxias chocan… del caos nacen las estrellas.”

Lo que te sea válido

8ca2d9895cb38ccd3c3425b7d5ec7c95--rosario-celebrity

La tolerancia y la intolerancia son dones que considero esenciales.Tolerancia para aceptar y respetar a quienes no ven las cosas desde tu mismo punto de vista, para admitir una crítica constructiva, para lograr escuchar otra opinión sin necesidad de rebatir constantemente.

Intolerancia ante todo lo que llegue desde la prepotencia, el despotismo, los ataques disfrazados de preguntas, la burla, la injusticia, la falta de respeto y la toxicidad de quienes se empeñan en aniquilar tu buena energía para tratar de hacerte sentir tan desdichados como ellos.

Hace tiempo un amigo me preguntó que por qué nunca me quejaba de nada en el blog, me sugería que tal vez le viniese bien un toque reivindicativo o más “cañero”.

Creo firmemente en que aquello sobre lo que ponemos nuestra atención acaba cobrando fuerza y presencia en nuestra vida, así que poco a poco he aprendido a intentar enfocarla únicamente en lo que me proporciona calma y bienestar.

Me gusta compartir sin tratar de imponer, sin generar controversias ni ofender a nadie.

Lógicamente una cosa es mi intención y otra conseguirlo, pero es curioso ver como al igual que entrenamos nuestro cuerpo en el gimnasio y observamos una mejoría, también podemos ejercitar nuestros pensamientos prestándoles especial atención, sobre todo cuando vemos que entramos en uno de esos bucles de negatividad, donde todo parece torcerse cada vez más y más y no logramos decir lo que pensamos de una forma prudente y amable.

Hace poco un amigo subió una foto a una red social donde se burlaba de las creencias religiosas de algunas personas, al rato la eliminó y escribió un mensaje disculpándose con aquellos que se hubiesen sentido ofendidos.

Me pareció un gesto bonito y valiente.

No necesitamos valernos del ataque, la mofa o el insulto para mostrar nuestro desacuerdo ante algo.

Manténte firme en lo que para ti funcione, lo que te haga feliz, lo que te sea válido.

Autor: Raquel del Rosario, cantante española.

La clave es tener paciencia

paciencia-paradigma-terrestre-e1479312649908

Una vez, un profesor fue nombrado director del departamento de música en su escuela, y su primer proyecto fue dotar a la institución de un piano, para colocarlo en el escenario del auditorio.Gracias al esfuerzo del maestro y los estudiantes, se recaudaron los fondos necesarios y el colegio adquirió el instrumento.

Orgulloso de su obra, el profesor indicó que lo pusieran en el centro del escenario, pero el director de la escuela se opuso, ordenando que el piano fuera colocado en la esquina.

El maestro insistía en que en medio se vería majestuoso, y que en una esquina no lucía bien; sin embargo, no logró convencer al director.

Fustrado, el profesor presentó su renuncia; así que el director del colegio contrató a alguien más.

Años más tarde, el maestro no pudo evitar el deseo de ir a la escuela para echarle una mirada al sueño de u vida: el piano.

Su sorpresa fue grande cuando vio que éste se encontraba en el centro del escenario, tal y como él lo había deseado.

Devorado por la curiosidad, le preguntó al nuevo maestro cómo había logrado convencer al director de que el piano fuera puesto ahí, y ésta fue su respuesta: “el nunca lo permitió; yo simplemente iba todos los días a practicar, y diario empujaba el piano un centímetro, y otro, y otro… Y como era tan poco a poquito, nunca se dio cuenta”.

Reflexión

amar-a-la-vida-1-638

Un profesor fue invitado a dar una conferencia en una base militar, y en el aeropuerto lo recibió un soldado llamado Ralph.

Mientras se encaminaban a recoger el equipaje, Ralph se separó del visitante en tres ocasiones: primero para ayudar a una anciana con su maleta; luego para cargar a dos pequeños a fin de que pudieran ver a Santa Claus, y después para orientar a una persona. Cada vez regresaba con una sonrisa en el rostro.

“¿Dónde aprendió a comportarse así?”, le preguntó el profesor. “En la guerra”, contestó Ralph. Entonces le contó su experiencia en Vietnam. Allá su misión había sido limpiar campos minados. Durante ese tiempo había visto cómo varios amigos suyos, uno tras otro, encontraban una muerte prematura.

“Me acostumbré a vivir paso a paso” -explicó. “Nunca sabía si el siguiente iba a ser el último; por eso tenía que sacar el mayor provecho posible del momento que transcurría entre alzar un pie y volver a apoyarlo en el suelo. Me parecía que cada paso era toda una vida”.

Nadie puede saber lo que habrá de suceder mañana. Qué triste sería el mundo si lo supiéramos. Toda la emoción de vivir se perdería, nuestra vida sería como una película que ya vimos. Ninguna sorpresa, ninguna emoción. Pienso que lo que se requiere es ver la vida como lo que es: una gran aventura.

Al final, no importará quién ha acumulado más riqueza ni quién ha llegado más lejos. Lo único que importará es quién lo disfrutó más. Eso es, creo yo, lo que se pondrá en la balanza a la hora de hacer el recuento final.

 

La vida es vivir.

La vida es vivir.
No es una cosa, es un proceso.
No hay forma de conocer lo que es la vida más que viviendo,
estando vivo ,
fluyendo,
discurriendo con ella.
Si buscas el significado de la vida en algún dogma,
en una determinada filosofía,
en una teología,
da por seguro que te perderás lo que es la vida y su significado.
Tienes que vivirla,
no de acuerdo a cierto patrón de conducta,
no de acuerdo a un condicionamiento,
de acuerdo con lo que te han contado sobre ella.
vive la vida minuto a minito y encontraras un motivo por el cual seguir viviendo …….
Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

LUCES Y SOMBRAS

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

El blog de Jess

Estás listo para la aventura...

A %d blogueros les gusta esto: